¿Y si el idioma no fuese la barrera en tu negocio?

Imagínate un mundo en el que solo pudieras acceder al contenido que se ha creado originalmente en tu idioma.

 

Y todo lo que te acompaña en tu día a día, de repente, desaparece:

 

· Tu serie favorita.

· El prospecto de la aspirina.

· La página web del hotel al que irás en tus próximas vacaciones.

· Las redes sociales.

· Las instrucciones de montaje del último mueble que has comprado.

 

Produce ansiedad solo el imaginarse un mundo así, ¿verdad?

Por suerte, esto no sucede gracias a la traducción.

La traducción consigue que tu negocio llegue a cualquier lugar del mundo.

Una traducción te ayuda a que tu negocio se conozca y crezca, porque te permite:

· Adaptar tu mensaje a la cultura de las personas de otros países a las que te diriges.

· Comunicarte de manera clara y precisa.

· Conectar con la persona que está detrás de la pantalla.

Por eso, traducir es mucho más que cambiar una palabra en un idioma por otra en otro idioma: es comunicarse como si hablaseis la misma lengua.

¿Quieres que el idioma no sea la barrera en tu negocio?

Así conseguirás un negocio preparado para ver mundo

1-01

Embarcamos

Hacemos una videollamada de 20 minutos para conocernos, que me cuentes qué tipo de texto necesitas traducir y a qué público quieres llegar. También te explicaré cuál es el proceso que sigo para que consigas una comunicación adaptada a las personas a las que te diriges.

2-01

Marcamos el rumbo

Me envías el documento para ver cómo te puedo ayudar, preparo el presupuesto y te lo envío.

3-01

Cojo el timón

Si aceptas trabajar conmigo, te pregunto las dudas que tenga sobre el texto, establecemos la fecha de entrega y me pongo a traducir para derrumbar las barreras del idioma.

4-01

Llegamos a puerto

Te envío los textos traducidos para que puedas lanzarte a conseguir nuevas oportunidades.

¿Y al llegar al puerto?

Siempre que necesites transporte lingüístico me tienes aquí para que coja el timón.

Pero también me gustaría que me escribieras para contarme cómo vas por esas nuevas tierras y qué tal lo llevas.

Estas son las especialidades en las que mejor te puedo ayudar

Mis idiomas de trabajo son el inglés, el gallego y el castellano.

Traducción turística 

Traduzco toda la comunicación de tu establecimiento turístico: la web, los correos electrónicos, la newsletter, las entradas del blog, etc. Con sus peculiaridades, necesidades y vocabulario específico del sector.

 

*Inversión: varía según el número de palabras y la complejidad del proyecto. Lo hablamos sin compromiso en la videollamada.

Traducción para la publicidad y el marketing

Te ayudo a que tus textos comerciales y publicitarios estén adaptados a tu público para que tu negocio crezca y se abra camino en otros mercados en los que tu producto o servicio pueda ser atractivo.

 

*Inversión: varía según el número de palabras y la complejidad del proyecto. Lo hablamos sin compromiso en la videollamada.

Traducción audiovisual

Empresa: traduzco y subtitulo tus vídeos de empresa entre inglés, gallego y castellano. También subtitulo vídeos con audio en gallego o castellano para que sean más inclusivos y los pueda entender todo el mundo.

 

Productora o estudio de doblaje: traduzco y subtitulo tus vídeos entre inglés, gallego y castellano y también transcribo los diálogos o audios en castellano o gallego.

 

*Inversión: varía según los minutos del vídeo y la complejidad del proyecto. Lo hablamos sin compromiso en la videollamada.

Pack Tradúceme – 10 000 palabras

Este servicio es para ti si necesitas traducir contenido o documentos con mucha frecuencia. Te garantiza tener a una persona de mano que entiende tu negocio y a tu clientela para que no tengas que explicarle las características y necesidades de tu público a una persona distinta cada vez que necesites una traducción.

 

*Inversión: varía según la complejidad del proyecto. Lo hablamos sin compromiso en la videollamada.

¿Quieres que el idioma no sea la barrera en tu negocio?

Preguntas frecuentes:

¿Cómo calculas el precio de una traducción?

Para hacer un presupuesto tengo en cuenta la extensión en palabras de tu texto o los minutos que dura el vídeo, el par de idiomas desde y hacia el que voy a traducir, el nivel de especialización que requiere, el formato en el que me envías y necesitas recibir el documento y los plazos de entrega.

¿Y si cuando me entregues la traducción veo que hay alguna palabra que no encaja con mi negocio?

La modificamos. Con cada traducción que hago ofrezco siempre dos cambios, así que tú me dices qué es lo que no te encaja y lo resolvemos.

No sé si mi texto está dentro de tus especializaciones. ¿Me podrías ayudar?

Hacemos una videollamada y así me cuentas en detalle cómo es tu texto y te digo si te puedo ayudar. En caso de que yo no pueda, cuento con una red de compañeras traductoras con especializaciones e idiomas muy variados, así que seguro que de una u otra manera podemos solucionarlo.